29 abr. 2013

Danzaterapia, libérate bailando

La danza es mucho más que una simple expresión del cuerpo; hoy
en día es considerada parte de una terapia alternativa que ayuda a
restablecer la armonía personal, la relación con los demás y con
el medio ambiente.

 

 

Lenguaje natural

Cuando somos niños la primera forma de comunicación que utilizamos es el lenguaje corporal, aquel que expresamos no con palabras sino con gestos, señas y movimientos. Sin embargo, con el paso de los años y el ajetreo de la vida cotidiana, lo olvidamos y damos más importancia a las palabras.
Pero el lenguaje corporal comunica más de lo que imaginamos, manifiesta el tipo de personas que somos y lo que pensamos, aquello que las palabras no pueden decir por sí solas, lo que queremos ocultar.

Antecedentes

Desde la antigüedad, la danza ha servido como medio de expresión del ser humano; no obstante, fue a partir de los años 40’s cuando, gracias a la práctica de la danza moderna, se retoma con fines terapéuticos y surge oficialmente en Estados Unidos como especialidad.
La danzaterapia se define como el uso psicoterapéutico del movimiento como proceso, cuya finalidad es integrar al individuo de manera física y emocional. A través de ella, se revelan sentimientos o conflictos profundamente guardados; incluso puede llegar a modificar el autoconcepto que tiene una persona de sí misma.
Es importante mencionar que para que una expresión artística como la danza sea considerada terapéutica, debe fundamentarse en una teoría y no únicamente en la vivencia; de ahí que el uso de la danza y el movimiento como herramienta terapéutica se base en la idea de que el cuerpo y la mente son inseparables. Así se conjunta el arte de la danza con los principios de la psicología.

¿Quiénes pueden practicarla?

Este tipo de terapia es efectiva para atender a niños introvertidos, personas con problemas mentales, discapacidad visual, trastornos alimenticios, depresión, entre otros.Sin embargo, nadie puede negar que al bailar se relaja el cuerpo, la mente se despeja, mejora nuestro estado de ánimo llenándonos de energía y entusiasmo. Además, es un ejercicio que involucra todo el cuerpo sin ser agresivo o excesivamente agotador; fortalece los músculos, aumenta nuestra elasticidad y corrige malas posturas. Por todo esto, se convierte en una excelente opción para cualquier persona que desea sentirse bien y mejorar su calidad de vida.

Beneficios

  •  Incrementa la autoestima, creatividad y productividad.
  •  Puede practicarla cualquier persona, sin importar sexo y edad.
  •  Es un método rápido, efectivo y accesible para todos.
  •  Desarrolla tu sensibilidad favoreciendo la aceptación de tí mismo y de los demás.
  •  Tiene un importante papel en el mantenimiento de la salud física, mental, emocional y espiritual.

 

Más razones para danzar

  1. Explora la comunicación no verbal.
  2. Permite disfrutar con el movimiento y la danza creativa.
  3. Desarrollas una imagen más realista de tu cuerpo, de tí mismo.
  4. Aprendes a escuchar tu propio cuerpo y a respetar sus ritmos internos.
  5. Contribuye al desarrollo de habilidades de comunicación e interacción.
  6. Mejora las relaciones interpersonales.

1 comentario:

  1. Unas clases que vienen de maravilla a todas las las personas que estén pasando por un cuadro de ansiedad o estrés porque con unas pequeñas horas de práctica puedes llegar a notar los efectos tan positivos que nos dan, algo que hay que valorar viviendo en una civilización con tanto estrés laboral, económico, social y personal

    ResponderEliminar

¡Gracias Por tus comentarios!