7 nov. 2012

¿Por qué engordo sin comer de más?

Para evitarlo, tienes que mejorar tu metabolismo

Tú puedes comer poco, hacer ejercicio y engordar aun cuando no encuentres una razón lógica; esto puede deberse a problemas con el metabolismo pues los malos hábitos alimenticios pueden alterarlo y volverlo más lento.


¿Qué es el metabolismo?

El metabolismo es el conjunto de reacciones químicas que se producen en el interior de nuestro cuerpo, para aprovechar energéticamente los alimentos y realizar funciones vitales como la actividad cerebral, la respiración, el latido cardiaco, etc.

Este proceso se lleva a cabo en los músculos y órganos, y el resultado es lo que se conoce como “quemar calorías”. La eficiencia con la cual trabaja el metabolismo determina la facilidad con que se gana o pierde peso.


Factores que influyen en el metabolismo

Cada persona tiene un metabolismo propio y diferente al de otra, lo que en unas personas adelgaza, en otras engorda. La velocidad del metabolismo, es decir, el número de calorías que se queman durante el día, depende de varios factores:


  • Condición física. Ésta depende de la cantidad de ejercicio que hagas. 
  • Dieta diaria. Es importante incluir todos los grupos; por ejemplo, si no consumimos carbohidratos, el organismo se queda sin glucosa y no puede metabolizar las grasas. 
  • Sexo. El metabolismo suele ser mayor en los hombres que en las mujeres porque los hombres tienen más masa muscular por lo que queman más calorías, aunque en la mujer aumenta en el embarazo o la lactancia. 
  • Edad. Con la edad disminuye el metabolismo en un 2%, por eso es más difícil controlar el peso a medida que se envejece. 
Nuestro organismo quema glucosa para producir energía, pero cuando existen trastornos en el metabolismo y éste es muy lento, la glucosa puede convertirse en grasa y alojarse en el organismo, aun cuando comamos poco, aumentando así el peso corporal. Si logramos acelerar nuestro metabolismo, conseguiremos gastar más energía, perder peso y mantener nuestros músculos tonificados. No olvidemos que, en caso de tener un metabolismo lento, hay que acudir con un especialista para que indique el tratamiento adecuado.

Metabolismo ágil

Mantener un metabolismo ágil es relativamente fácil, debemos empezar por obtener a través de la alimentación diaria, los carbohidratos, proteínas y grasas necesarias para el buen funcionamiento del metabolismo y mejorar la digestión. No deben faltar el calcio, magnesio, manganeso, hierro, cobre, zinc, vitaminas C, B1, B2, B3, B5, B6, B12 y ácido fólico, nutrientes que activan la combustión de la glucosa.

También es importante poner orden en nuestra manera de comer y en la cantidad de comida que ingerimos, siempre es importante quedarse con un poco de hambre y realizar alguna actividad física, aunque el verdadero beneficio se obtiene al estimular el metabolismo con una alimentación balanceada.

Las dietas para bajar de peso cumplen su propósito al principio, pero cuando se han terminado y se perdieron los kilos deseados, las personas continúan con sus malos hábitos alimenticios y empiezan a recuperar el peso perdido y en ocasiones hasta unos kilos de más. Esto se debe a que tales dietas se enfocan a la pérdida rápida de peso sin educar a las personas a comer sanamente, afectando al metabolismo.


¿Qué debo hacer? 

Recomendaciones para mejorar tu metabolismo y mantener un peso estable.

  • No te saltes las comidas. Al evitar el desayuno o la cena, el metabolismo se hace más lento pues al no recibir comida se protege a sí mismo ahorrando energía. 
  • Come más veces al día, sin que esto signifique el picar comida todo el día. Haz hasta 5 comidas pequeñas al día y combínalas con ejercicio o con actividades diarias, evita el sedentarismo, así lograrás repartir las calorías a lo largo del día y será más fácil mantener un buen peso. 
  • Para realizar esas 5 comidas pequeñas al día, come algo ligero en un solo momento entre el desayuno y la comida; y la comida y la cena, que sea saludable, sacie tu hambre y no te engorde. 
  • Mantente activo, y si tu trabajo o estilo de vida no te hace moverte mucho, haz ejercicio, así quemarás más calorías. Lo ideal es 30 minutos, 3 veces a la semana. 
  • Aumenta tu relación músculo/grasa. Tonifica tus músculos con ejercicios tipo yoga, abdominales, lagartijas. A mayor cantidad de masa muscular y menor cantidad de grasa, mayor gasto de calorías. 
  • Reduce el alcohol y la cerveza. Estas bebidas contienen muchos carbohidratos y muchas de sus sustancias se metabolizan en el cuerpo en forma de grasas. 
  • Cambia tus hábitos alimenticios. Reduce el tamaño de las porciones, consume poca grasa, come más frutas y verduras, y toma suficiente agua. 
  • No pases mucho tiempo sin comer. No dejes espacios mayores de 5 hrs. sin comer, pues cuando comas lo harás en exceso.