1 sept. 2014

México lindo y ¡qué rico!

Sabores con tradición al estilo 100%natural

El mes de septiembre se viste de colores, fiesta y sabor para celebrar el inicio de la Independencia de México.

La gastronomía se une a este festín con platillos tradicionales de la temporada, cuya preparación e ingredientes típicos convierten cada alimento en una verdadera obra de arte para deleite de los paladares.


Naturalmente 100%mexicano

Uno de los platillos que a la vista irradia identidad mexicana es el famoso chile en nogada, perfecto representante de la riqueza cultural y gastronómica de México, porque además de tener un sabor exquisito, cuenta con una gran historia que data de 1821 cuando se firmó el Acta de Independencia de nuestro país.

Cuenta la leyenda que su creación se debe a monjas agustinas del Convento de Santa Mónica en Puebla, que quisieron agasajar a Agustín de Iturbide ofreciéndole un platillo original, que evocara la bandera del ejército trigarante que éste comandaba junto con Vicente Guerrero y que constaba de 3 colores: verde, blanco y rojo. Este singular colorido quedó plasmado en el platillo con el verde del chile, el blanco en la salsa de las nueces de Castilla y el rojo con los granos de granada con que se adorna.    

Combina sabores en gran armonía, tiene ingredientes variados que dan al platillo un sabor complejo y muy particular. La receta original mezcla carne de res y cerdo, frutas frescas y secas, especias y por supuesto, uno de los ingredientes principales: la nuez de Castilla que sólo se puede cosechar en los meses de agosto y septiembre.
 

Chiles al estilo 100%natural 

En 100%natural creamos una versión alternativa de este platillo, conservando elementos tradicionales que todos pueden degustar pero con la esencia de la casa, ya que sustituimos el uso de las carnes rojas con granos de soya tostados que respetan el sabor original añadiendo un toque crujiente y exquisito al paladar.


La soya es rica en proteínas y posee alto contenido en calcio, hierro, magnesio, potasio, fósforo y vitaminas, además de ácidos grasos como Omega 3 y 6, que son benéficos para la salud. 


Fusión gastronómica

Otro ingrediente que distingue la gastronomía mexicana es el mole, palabra de origen náhuatl que significa molli o mulli y en su acepción original hace referencia a cualquier salsa. Actualmente se refiere específicamente a un grupo de platillos que tienen algunos elementos en común, como el hecho de estar preparados a base de chiles y especias.


A pesar de que se dice que su origen fue en Puebla, el mole es el resultado de un lento proceso culinario iniciado en la época prehispánica y enriquecida con la llegada de los españoles durante la Colonia debido a la fusión de las 2 culturas, lo que trajo como resultado la influencia asiática y europea en nuestra cocina.


Huauzontle, legado azteca

Pero no sólo el mole se remonta a la época prehispánica, el huauzontle es otro ingrediente 100%mexicano con alto valor nutritivo, legado de los aztecas para el mundo.

Esta planta tiene el doble de proteínas que el maíz, el triple que el trigo y casi igual proporción a las de la leche. No contiene colesterol y gracias a su fibra dietética tiene efectos laxantes y digestivos, además es rico en vitaminas y minerales.