8 sept. 2014

Legado culinario de México para el mundo

Cocina tradicional mexicana, patrimonio inmaterial de la humanidad   


Por la originalidad de productos, técnicas y procedimientos de su Cocina Tradicional, así como por su continuidad histórica, la UNESCO otorgó este reconocimiento a México, refrendando con ello su posición como el país de América Latina con mayor número de bienes culturales reconocidos por este organismo. 




El fallo positivo fue dado el 16 de noviembre del 2010 durante la Reunión del Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, celebrada en Nairobi, Kenia. La distinción abarcó además a La Pirekua, canto tradicional purépecha y Los Parachicos, la fiesta tradicional de enero en Chiapa de Corzo, Chiapas; así como la inclusión de Las Cuevas Prehistóricas de Yagul y Mitla, en Oaxaca; y la Ruta Camino Real de Tierra Adentro, en la Lista de Patrimonio Mundial del organismo. 

Así, desde agosto de 2009, nuestro país cuenta ya con 31 sitios declarados y, desde noviembre de 2010, con cinco manifestaciones culturales nombradas patrimonio intangible. 

Pero para entender la relevancia del reconocimiento otorgado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), empecemos por explicar en qué consiste dicha declaración. 

 ¿Qué es un patrimonio inmaterial de la Humanidad? 


 El Patrimonio cultural no sólo comprende los monumentos y las colecciones de objetos. Abarca también tradiciones o expresiones vivas heredadas de nuestros antepasados y transmitidas a nuestros descendientes, tales como rituales, usos sociales, tradiciones orales, técnicas vinculadas a la artesanía tradicional, entre otros. A pesar de que no son bienes tangibles, constituyen parte importante del patrimonio cultural, ya que evolucionan a medida que pasa el tiempo, conservando su propia esencia, de ahí que contribuyan a mantener la diversidad cultural en medio de la globalización del mundo. 

Son cuatro las características principales que lo definen: 

1. Tradicional, contemporáneo y viviente a un mismo tiempo. No sólo se refiere a tradiciones heredadas del pasado, sino que incluye usos rurales y urbanos contemporáneos característicos de diversos grupos culturales. 

2. Integrador. Fomenta un sentimiento de identidad y responsabilidad que ayuda a los individuos a sentirse miembros de una o varias comunidades y de la sociedad en general. De esta forma, contribuye al diálogo entre culturas y promueve el respeto hacia otros modos de vida. 

3. Representativo. Se desarrolla en las comunidades, transmitiéndose de generación en generación. 

4. Basado en la comunidad. Debe ser reconocido por las comunidades, grupos o individuos que lo crean, mantienen y transmiten. 

 

 “La cocina tradicional mexicana, cultura comunitaria, ancestral y viva. El paradigma de Michoacán” 


Fue ese el título del expediente evaluado por la UNESCO y el cual, de acuerdo con el Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, cumplió con los criterios de inscripción en la lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Así, el citado comité conviene en brindar el reconocimiento, habida cuenta de que: 

R1: La cocina tradicional mexicana es un elemento fundamental de la identidad cultural de las comunidades que la practican y transmiten de generación en generación. 

R2: Su inscripción en la Lista Representativa podrá incrementar la notoriedad del patrimonio cultural inmaterial y fomentar el respeto de la diversidad cultural y la creatividad humana. 

R3: Las medidas de salvaguardia aplicadas actualmente, así como las previstas para el futuro, comprenden la realización de consultas y proyectos de investigación, así como una formación práctica, con el apoyo del Estado y las comunidades interesadas. 

R4: Los que practican esta tradición culinaria han participado activamente en el proceso de preparación de la candidatura y han otorgado su consentimiento libre, previo y con conocimiento de causa. 

R5: La cocina tradicional mexicana está incluida en el Inventario del Patrimonio Cultural Inmaterial de México administrado por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes. 

Cabe mencionar que, aunque el título refiere al estado de Michoacán, la candidatura presentada en 2010 por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), corresponde a la cocina mexicana y que sólo se puso como ejemplo la comida de tal estado pues en ella se utilizan ingredientes representativos de México: maíz, frijol y chile, presentes en el resto de las cocinas mexicanas. Por tanto, la distinción se concedió en sí a la cocina tradicional mexicana, por medio de la cocina michoacana como parte de ella. 
  

El Patrimonio Cultural Inmaterial es importante porque nos infunde un sentimiento de identidad y pertenencia vinculando nuestro pasado con nuestro futuro a través del presente.

Cocina mexicana, la misma de ayer, hoy y siempre.


Al igual que en la época de las culturas indígenas, actualmente la alimentación del mexicano está basada en el maíz, el frijol y el chile, elementos que han prevalecido con el paso del tiempo. Otro factor que confiere carácter único a la cocina mexicana es que ésta nunca se ha disociado del contexto cultural en que florece, y continúa ligada al modo de ver el mundo y a las costumbres, así como a las ceremonias y ritos que acompañan al individuo y a la comunidad desde el nacimiento hasta la muerte.

Fuentes: 
www.inah.gob.mx 
www.unesco.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias Por tus comentarios!